Ser ecológico es un proceso gradual, no te desesperes.

Un día te despiertas diciendo que vas a ser ecológico, pero va pasando el tiempo y resulta que no eres para nada lo eres, entonces, terminas por abandonar este camino de salvar el mundo. Y sí, a mí también me pasó, pero es importante pensar que el hecho de intentarlo es motivo suficiente para seguir haciéndolo.

Un proceso gradual

 ¿Por qué nos cuesta tanto? El hecho de decretar que vas a ser sustentable es solo el primer paso, como todo, no pasa de la noche a la mañana.

Cambiar rotundamente un estilo de vida o la forma en que hacemos las cosas es casi imposible, por eso es importante no desesperarse e intentarlo.

Todo funciona con pequeños cambios, en fijarse en esos detalles como: llevar tu termo reutilizable a todos lados o cargar tus cubiertos en la bolsa cuando sales a comer, reutilizar las hojas de papel por el otro lado, caminar a la tiendita de la esquina en vez de usar el auto. Cada una de estas pequeñas acciones te van acercando un poquito más a la persona eco friendly que quieres ser.

Hay muchas formas de cuidar al planeta, pero un paso a la vez.

Existen muchas maneras de cuidar el planeta algunas más sencillas de hacer que otras, pero piénsalo de esta forma, una vez que tengas dominada una puedes agregar otra, por ejemplo:

Ya te acostumbras te a llevar tus bolsas de tela al súper ¡Genial! Ahora, ¿Qué más podemos hacer? A lo mejor, ir caminando a la tienda si es que no queda muy lejos, por ejemplo.

Por último, casi nadie puede ser 100% eco friendly

Esa persona con su popote de metal, pero con su vaso de unicel lo está intentando., El mundo no necesita una persona cien por ciento sustentable, necesita muchas personas intentando serlo.

Ser 100% eco friendly es casi una utopía así que no te presiones demasiado, como mencionaba antes, cada granito de arena cuenta.

La guía de Nike para un diseño circular.

Nike lanzó una guía para la sustentabilidad, “Circularity: Guiding the future of design.”, inspirada en el Global Fashion agenda.

A pesar de que los puntos que se toman en cuenta pueden sonar ya conocidos, el hecho de ponerlos en un sistema que funcione es lo que logra desafiar el futuro del diseño, además de tener la conciencia de que salvar el planeta no es una tarea de uno solo.

Nadie tiene la respuesta de oro. Pero preguntarnos sobre nuestros propios procesos y el aprendizaje de otros nos hacen avanzar a todos ”

-Golnaz Armin, Directora Senior de Diseño de Materiales, Nike Sportswear.

La guía incluye 10 principios, aquí te los muestro:

1. La elección de los materiales

2.  Ser circular

3.  Evitar el desperdicio de material

4.  Desmontaje

Photo by Malvestida Magazine on Unsplash

Pensar en cómo se podrían desensamblar fácilmente las piezas diseñadas para ser utilizadas otra vez, supra – recicladas o recicladas.

Cada pieza cuenta y cada una de ellas debe poder formar parte de un proceso circular.

5.  Química

Photo by Malvestida Magazine on Unsplash

Evitar las sustancias que ponen en peligro la naturaleza, ¿Cómo se pueden eliminar o minimizar los químicos dañinos? ¿Qué impacto tendría el reciclaje o tratado de estos químicos?

6.  Remodelación / reparación

7. Versatilidad

8.  Durabilidad

9.  Empaque circular

¿Cómo se puede reciclar o reutilizar el empaque? ¿El empaque se podría utilizar para reparar el producto? ¿Qué otros usos se le puede dar al empaque? ¿Qué materiales podemos utilizar para minimizar el impacto ambiental del empaque?

10. Nuevos modelos de negocio

Cómo conectar una experiencia de consumo con un estilo de vida circular a través de un producto.


Los principios y sistema circular propuesto por Nike nos desafían como diseñadores a pensar en cada pequeño detalle, como influye en el planeta y cada parte del proceso de producción, que no termina hasta que el mismo material regresa a convertirse en materia prima de otro producto. Un reto que se vuelve bastante interesante.


Si quieres conocer más a fondo los principios da click aquí.