Diseño de imagen más allá de un logo.

“Una imagen dice más que mil palabras” seguramente has escuchado decir, y la verdad es que la frase no está nada equivocada, una buena imagen comercial puede abrir muchas puertas.

El buen diseño de imagen, además de distinguirte de la competencia, ayuda a entablar una conversación con el cliente y mercado meta, una buena imagen debe ayudar a proyectar los valores, estilo y personalidad de una marca.

Un logo es solo el principio.

Una de las formas más fáciles de identificar a una marca es por su logotipo, pero en realidad este es solo el principio de identificación.

Para lograr tener una identidad completa hacen falta elementos, por ejemplo: en el caso de una cafetería, el mobiliario, los menús, las tazas de café y los platos donde se sirve el pan, los espacios, los uniformes de los empleados, deben de comunicar un mismo mensaje en tono con la personalidad de marca.

En todo caso de diseño de imagen, la comunicación visual debe de tener una lógica para que el usuario / cliente, no se pierda de nada, que cada mensaje aporte algo a la voz de la empresa.

Hablar el mismo idioma.

Cada parte del diseño de imagen debe de comunicar un mensaje claro que empatice con el mercado meta y los clientes, que estén en un mismo canal de comunicación.

Lograr que el usuario se identifique con la marca, su voz e imagen es esencial para crear clientes fieles, de esos que te defienden a capa y espada.

Todas las piezas en su lugar.

Aquí es donde todos los elementos de la marca se unen para comunicar y es esencial que todos ellos sigan un mismo objetivo, para evitar las señales mezcladas, los malos entendidos y que tu marca no se vea como una capirotada (a menos que vendas capirotadas y pues, verse como una capirotada es lo que buscamos).

En resumen:

Los elementos importantes para que la empresa proyecte su identidad van a variar del giro, pero todos siempre deben de estar en tono a la voz de la marca y hablar un mismo idioma entre tú y tus clientes.

Un buen diseño de imagen puede resultar complicado si no sabes por dónde empezar, pero no te preocupes, que existen diseñadores como yo, que te podemos ayudar en este proceso, si estás buscando generar una buena imagen y atraer más clientes, no dudes en ponerte en contacto.

Open Concept, el diseño de espacios abiertos.

Espacios abiertos, comunicación y libertad.

Open concept, es un concepto utilizado en la arquitectura que se refiere a espacios distintos que conviven entre sí, sin muros que los impidan, sino que los muebles dictan el espacio.

Por ejemplo:

Cocinas + Salas

Cocina + Comedor + Sala

Como todo en la vida, esta configuración de espacios tiene sus pros y contras:

Pros:

Home office + Sala
  • Sensación de amplitud: Estos espacios ayudan a que las personas puedan circular de manera más libre y además sin paredes, la comunicación se da mas fácilmente.
  • Luz compartida: Las ventanas y luces logran alumbrar más espacios.
  • Los espacios pueden ser multifuncionales: Un mismo espacio puede servir de home office, sala de entretenimiento y cuarto familiar.

Contras:

Sala + comedor + home office
  • La temperatura: Al ser espacios compartidos, por ejemplo, en el caso de una cocina que se comparte con un comedor o sala, el calor de la cocina no se contiene en un solo espacio.
  • Sonido disperso: Si buscas concentrarte, el ruido de otras áreas podría distraerte.
  • Se puede ver algo desordenado: Muebles por aquí y por allá, la combinación de mobiliario podría causar una sensación de desorden o se podrían mezclar muebles a espacios que no pertenecen.

Ahora que conoces los pros y contras de un espacio abierto, puedes tomar una mejor decisión a la hora de establecer espacios, pero nunca olvides tomar en cuenta la opinión de un profesional.

Puedes conocer más sobre el tema aquí

Living la vida in living coral.

Cómo el color y las formas pueden cambiar como nos sentimos.

Es bien sabido que el los colores y las formas nos hacen sentir diferentes, pero esto no lo sentía tan profundo hasta que en la pasada exposición del museo marco “Azul de Prusia” me vi inmersa en el color azul, cuatro cuadros totalmente pintados en esta tonalidad en específico, azul de Prusia, rodeada de este color pude sentir lo que el artista quería reflejar.

Ya sea a nivel subconsciente o consiente, el diseño y el arte pueden guiarnos a qué camino seguir o como sentirnos al respecto, en espacios, con la interacción de objetos, étc.

Por eso hoy:

Hablemos del color del año.

Hablando de colores, el color de este año: Pantone Living coral, un color cálido que nos invita al verano y la calidez de esta temporada, un color vivo que busca enfocarnos en momentos llenos de vida, también, nos invita a reflexionar sobre los cambios climáticos, alertándonos sobre la situación en que se muestra nuestro planeta.


Ahora, cómo podemos usar living coral:

Combinándolo con colores neutros, esta una de las formas más simples de combinarlo, en especial si eres fan de un ambiente limpio y sereno, pero sin dejar a un lado lo vibrante de living coral, o también se puede aplicar para dar acentos de color en lo que se quiera recalcar.


Con colores complementarios, pueden ser celestes o azules que nos ayudan a destacar el color del año.


Como fondo, podemos utilizar este color para resaltar los espacios o elementos de una fotografía por simplemente llenar el fondo de living coral, el efecto hará que todo lo demás resalte y llame la atención, en una fotografía, por ejemplo. Si en cambio lo quieres aplicar en tu hogar u oficina, con que te animes a pintar un muro de este color, bastará para añadirle ese toque tropical a tu espacio.


También puedes visitar el sitio oficial de Pantone para ayudarte a crear más combinaciones y aplicaciones de este color que estará presente todo el 2019.